La noche de Shiva o Shivaratri es la noche antes del día de la luna nueva de cada mes. El Mahashivatri (la gran noche de Shiva) es una vez al año, y es el más potente de los Shivaratris del año, antes de la luna nueva de febrero-marzo, la última del año astrológico.

Durante este importante momento mensual, debido a la ausencia de la influencia de la luna, las energías ying o lunares (-) se manifiestan al mínimo y las energías Yang, solares (+) están, en este momento, manifestadas al máximo. Este excepcional fenómeno nos da la posibilidad de entrar en comunión con Shiva (el principio solar/masculino supremo de Dios) con mucha más facilidad y beneficiarnos de su indescriptible gracia.

Durante toda la noche los devotos de Shiva realizan cantos y pujas (adoraciones), y los más avanzados incluso profundas meditaciones (laya yoga) con la conciencia suprema de Dios (Shiva), entrando en profundos estados de éxtasis, iluminación e incluso liberación espiritual.

Es también muy acertado que los aspirantes tántricos aprovechen para hacer el amor durante la noche de Shivaratri consagrando a Shiva todos los frutos de su fusión amorosa basada en la continencia erótica perfecta. 
Es un momento muy auspicioso para todos. Los aspirantes pueden beneficiarse fuertemente del despertar y la expansión de la conciencia, y de un estado de claridad mental muy característico y solar. Además, los hombres, aprovechando este beneficioso momento pueden aumentar notablemente su virilidad y solaridad.

Así pues os aconsejamos meditar con Shiva durante la noche de Shivaratri para experimentar todo esto en vosotros mismos.

Otros momentos astrológicos relacionados con la luna